Gegard Mousasi pidió que su oponente Alexander Shlemenko sea sometido a pruebas antidopaje extra

Se pueden decir muchas cosas de la colaboración entre USADA y la UFC, pero no se puede negar que sus estándares contra el uso de sustancias para mejorar el rendimiento son los más estrictos del deporte. De hecho, en Bellator, pedir pruebas previas a la competencia es un privilegio y uno que Gegard Mousasi aplicará en su primer encuentro en la empresa. El ex contendiente de la UFC pidió que se le hagan pruebas extra a Alexander Shlemenko, que ha dado positivo en el pasado: “Seamos honestos, lo atraparon con 50 veces la cantidad normal de testosterona en un ser humano, definitivamente hizo trampa”.

Shlemenko testeó positivo por el esteroide oxandrolona tras vencer a Melvin Manhoef en Bellator 133, en febrero del 2015. El peleador ruso dió un valor de testosterona/epitestosterona de 50 a 1, cuando la Agencia Mundial Antidopaje considera un valor de 6 a 1 un caso positivo de abuso de sustancias. De ahí el pedido de exámenes extra, aunque Shlemenko ya pasó una de estas pruebas según Mousasi: “Esta vez salió limpio. Hasta ahora, todo bien. Quiero pelear con oponentes limpios. Yo soy un peleador limpio y quiero que mis rivales también lo sean”.

Según el presidente de Bellator Scott Coker, Mousasi sí pidió que Shlemenko sea sometido a exámenes extra, pero la decisión final quedó a manos del Departamento de Regulaciones Atléticas de la Tribu Mohegan. El evento se llevará a cabo en el territorio de la tribu y ellos operan como comisión atlética, y su director Mike Mazzulli confirmó que las pruebas adicionales se hicieron por el anterior caso positivo del ruso. De acuerdo a Mazzulli, Shlemenko volverá a ser testeado cerca de la fecha de la pelea y el exámen de Mousasi está “en proceso”.

Participa de la conversación

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.